Historia

Contextualización de la Comunidad y Reseña histórica del nacimiento de la escuela.

                                               Recopilado por Lorena Masferrer Jeria y Adela Jeria Navarro

                 El 13 de Noviembre de 1772 se crea la Vice Parroquia “Nuestra Señora del Rosario de Peñuelas”, ubicada  al lado del puente antiguo, colindando con Forestal S.A., terreno donado por la familia benefactora de Don Romelio Miranda, también esta misma familia donó un terreno, al otro lado del estero para que el párroco de ese entonces tuviera caballerizas y  lo utilizara para plantar hortalizas.

                Actualmente la capilla “Nuestra Señora del Rosario de Peñuelas”, donó a la comunidad de Peñuelas para la construcción de viviendas, donde se localiza actualmente la Villa Los Álamos a partir del año 1991 aquella llamada en ese entonces “Población Parroquial”, se empezó a poblar.

El Proyecto “Quiero mi Barrio” hizo posible que las personas de la Villa Los Álamos concretaran varios beneficios, tales como: agua potable, alcantarillado, luminarias y regularización de las viviendas.

                Dentro de la vida y costumbres destacan las celebraciones de la Patrona del Pueblo Nuestra Señora del Rosario, a quien se le manifestaba el cariño mediante procesiones alrededor del pueblo, durante el trayecto las personas preparaban altares muy bien decorados y arcos con flores, la virgen era transportada por los “anderos”, quienes hasta la fecha, lo realizan el día 7 de Octubre o el Domingo siguiente de cada año. Se hacían romerías desde Valparaíso, durante esta fecha también.

               También los sacerdotes Jesuitas, redentoristas y Franciscanos permanecían durante toda la semana para misionar en la localidad.

              El 13 de Enero de 1952, “El ilustrísimo y reverendísimo señor obispo de Santiago de Chile, concede 80 días de indulgencias a los que arrodillados delante de la imagen de Nuestra Señora del Rosario, recen una tercera parte del Rosario. La devoción al Santo Rosario se hace el día jueves de cada semana. (La santa misa dominical se realiza a las 11:00 horas.)

              Antiguamente la iglesia tenía un gran campanario, ubicado en el lado izquierdo de la puerta principal. El campanario tenía una larga escala de endebles peldaños. Todos querían llegar arriba para tocar las campanas y de paso, ver la hermosa panorámica del pueblo.  Las personas de la localidad cuentan que incluso nuestro prócer de la patria Don Bernardo O´Higgins se subió en dicho campanario.

             Actualmente ya no existe el antiguo campanario, y el nuevo fue construido a la derecha de la iglesia, construido a mediados del siglo XX.

                  Al interior de la iglesia se puede ver las imágenes coloniales de nuestra señora del Carmen, patrona de Chile y del sagrado corazón de Jesús, derecha e izquierda respectivamente. También entre las reliquias coloniales se encuentra la pila de agua bendita y el confesionario colonial. En el fondo, el retablo del altar tiene la imagen del niño Jesús de Praga.

En el centro de dicho altar estuvo por muchos años, desde la fundación de esta iglesia, la imagen de la patrona “Nuestra Señora del Rosario de Peñuelas”.

                 La noche del 23 de junio del año 2000, la patrona fue robada desde su santo altar.

Ahora una nueva imagen sagrada, también de origen colonial, reemplaza a la antigua patrona de este pueblo.

               En la sacristía, se mantiene la imagen de la virgen María. También se ve una cómoda grande y un ropero para guardar la ropa del sacerdote y sus acólitos.

La iglesia también cuenta con un  armonio que data del año 1918, aproximadamente.

              El Monumento a San Cristóbal, se ubica a mano derecha de la Capilla  “Nuestra Señora del Rosario de Peñuelas”, quien figura como el patrono de los viajeros, obsequio del General Don Francisco Villagrán. Por las noches, se observa las velas encendidas que los camioneros y gente del pueblo colocan junto al patrono para pedir o agradecer favores.

              El cementerio Parroquial que data del año 1899, fue donado a la iglesia, por don Romelio Miranda y se registró en la iglesia “Santa Bárbara” de Casablanca. Actualmente el cementerio es camposanto para muchos deudos católicos y se encuentra ubicado al lado oriente de la ruta 68, en una larga calle perpendicular a ella.

Nacimiento de la escuela

              Escuela Mixta N°27 “República de Chile” fue fundada un 31 de marzo de 1900. Al principio la escuela atendió a los estudiantes en una casa de familia, en la que hoy está ubicada la Tenencia de Carabineros de la Ruta 68.

              La familia Abarca facilitó las dependencias de su casa para que los niños y niñas aprendieran a leer y escribir y además aprendieran operatoria matemática básica. 

             De Valparaíso venía una profesora que se trasladaba a caballo para realizar clases en la escuela.

            Después estos mismos niños se trasladaron a la Escuela Mixta N° 27 “República de Chile”, actualmente llamada Escuela “Teniente Julio Alberto Allende Ovalle”.

           Los niños venían de diferentes partes, algunos de lugares muy retirados de la localidad, niños con pocos recursos económicos.

          La escuela actual, fue donada por Obras Sanitarias, actualmente Esval de Valparaíso, donde la empresa beneficiaba a los hijos e hijas de los operarios entregándoles educación y suministrándoles agua y luz de forma gratuita. 

                  Diversos directores han administrado la escuela de Peñuelas, tales como: Alicia Pereira, José Vallejos, Alfredo Cortés, Benjamín Díaz, Adela Jeria Navarro, Leandro Masferrer Jeria,  Andrés Miranda Trujillo y actualmente dirige la Sra. Marta Ríos Miranda.

                En cuanto a las leyendas del sector tenemos la de la poza de la negra (Sirena del Lago Peñuelas) y la de Los Leprosos. La Leyenda de la Poza de la Negra se trata de que antiguamente los hombres que pasaban por un camino de tierra que está alrededor del Lago, cruzaban para trasladar cosas hacia el tren de carga que pasaba kilómetros más al oriente. Y cuenta la leyenda que algunos de esos hombres vieron a una mujer de piel blanca y el cabello negro azabache, peinándose con un peine de oro. Cuentan también que algunos sintieron el dulce cantar de esa sirena, pero que lamentablemente los que la oían cantar morían ahogados en el lago.

              En cuanto a la leyenda de Los Leprosos, se cuenta que antiguamente había leprosos en el sector, quienes eran aislados y la gente se alarmaba cuando los veía cerca del pueblo. Por ello les pusieron unas campanas colgadas al cuello, para saber identificarlos por el sonido cada vez que se acercaba uno de ellos. Cuando los leprosos venían al pueblo y sentían el sonar de sus campanillas, las personas se escondían en sus casas.  Lo curioso de esta leyenda es que hasta hace pocos años, se cuenta que hay personas en el pueblo que siguen escuchando cada cierto tiempo aquellas campanillas, como que recorrieran todo el pueblo y luego se siente como se retira el sonido.

             Antiguamente una de las fiestas más populares era la fiesta de la Trilla, la cual se hacía en distintos lugares de Peñuelas, por ejemplo detrás de donde actualmente está la torre de captación del Lago Peñuelas, detrás de la tenencia actual de carabineros, terrenos de Forestal y Esval, dependiendo de la familia que realizaba la cosecha.

            También se disfrutaba de juegos típicos, como la Rayuela, donde por lo general los varones  se reunían en la misma escuela para jugar, mientras tanto los niños y niñas se divertían en juegos como saltar la cuerda y el clásico trompo.

            El Club Deportivo Peñuelas, fue fundado el 24 de Febrero de  1941, donde se preparaban a diferentes generaciones para participar en el área deportiva futbolística. Durante cada aniversario se realizaba una fiesta donde concurrían todas las familias del pueblo, se hacían grandes ramadas y se elegía una reina del Club Deportivo, quién vivía y representaba a  la localidad.

          El Chalet de Esval es una casona donde antiguamente servía de casa de veraneo de los presidentes de la República o también de antesala para reuniones en Valparaíso o Viña del Mar.